Cárcel por abandonar a un burro, causándole la muerte

Cárcel por abandonar a un burro, causándole la muerte
<p>El pasado mes de abril, un vecino de la localidad de Félix, Almería, alertaba a la Guardia Civil de la existencia de una casa rural donde había 2 burros adultos, una hembra de edad avanzada y un macho joven en estado de abandono desde hacía varios meses.</p> <p>Tras personarse en el lugar, presenciaron una imagen que nunca podrán borrar de sus mentes. Uno de los burros había fallecido recientemente y el otro, atado a su lado, estaba famélico a punto de correr la misma suerte. Era imposible determinar cuántos días podían llevar en esa situación. Los animales, sin comida y sin agua, habian sido abandonados para morir.</p> <p>La denuncia fue interpuesta por un particular, que no daba crédito a “las pésimas condiciones higiénicas” en las que se encontraban los équidos, además de no disponer de los alimentos mínimos necesarios para su supervivencia.</p> <p>Los agentes de la Guardia Civil requisaron de inmediato al burro que se encontraba con vida y solicitaron la ayuda del Refugio del Burrito, para rescatarle lo antes posible.</p> <p>Un juez de Almería ha dictado una sentencia de seis meses de cárcel por maltrato animal. El acusado, que ya se encuentra en el centro penitenciario de El Acebuche, reconoció los hechos e incluso llegó a aceptar el escrito de acusación de la Fiscalía, dado que ya tenía cuatro condenas anteriores por diferentes delitos. Como parte de la condena, ha sido inhabilitado durante tres años, para el comercio, oficio y tenencia de animales.</p> <h2>Fénix, el único superviviente</h2> <p>El burro superviviente a tal horror, fue entregado para su recuperación al Refugio del Burrito en Málaga, quienes le proporcionaron de inmediato atención veterinaria y nutricional. Miembros del rescate reconocieron que “tuvimos que buscar una residencia temporal cercana a donde se encontraba, dado que con tal estado de desnutrición no era aconsejable que viajara porque habríamos puesto su vida en peligro”, dijo un miembro del departamento de Bienestar Animal de la Organización.</p> <p>Fénix, que así decidieron llamarle por `haber resurgido de las cenizas´, se encuentra actualmente recuperándose en una casa de acogida, desde la que se está buscando adopción definitiva; un hogar donde pueda olvidar su anterior vida de abandono y falta de atención. Su estado de salud ha mejorado mucho y es un burro de carácter afable, cariñoso y muy agradecido de los cuidados que se le están dando pese al infierno que padeció junto a su compañero.</p>